lunes, 23 de octubre de 2017

5 mitos acerca del Tarot que sería bueno dejar atrás



Como herramienta antigua y misteriosa que es, el Tarot está rodeado de un aura mágica. Recuerdo que cuando era niña me parecía fascinante ver a mi madre abrir el mazo de cartas, se sentía como si un portal a un universo distinto se abriera y quizá por eso es que decidí imitarla. Cuando llegué a la adolescencia la magia era algo normal para mí, y no temía involucrarme en los pasadizos más oscuros del ambiente esotérico para descubrir "mi poder".
Pero con el tiempo me di cuenta de que en realidad mucho de lo que aprendí acerca del Tarot en ese entonces no eran más que mitos o supersticiones. No es que desprecie ese conocimiento tradicional, de hecho le tengo mucho cariño, pero creo que le hace flaco favor al esfuerzo que hacemos por lograr que dejen de mirarnos como locos e ignorantes. Me duele por aquellos que están partiendo y que están todo el tiempo aterrados de hacer algo "mal" y también, por los que debido a esos mitos nunca llegarán a beneficiarse de una herramienta tan útil para el desarrollo personal.
Por eso me gustaría mencionar algunos de ellos que pienso que es tiempo de dejar atrás del todo, por el bien de la humanidad 😋



1. El Tarot no es diabólico, ni los tarotistas somos satánicos.
Pertenecemos a distintas religiones: algunos son cristianos, hay muchos otros que son budistas, wiccanos, shintoístas, librepensadores, creyentes eclécticos, de alguna religión afroamericana, etc. En cada religión existe una representación diferente del mal, y sin importar la religión que se practique, el estudio del Tarot te enseña a evitar el mal y buscar el bien, por lo que difícilmente es algo diabólico. Independientemente de que existen personas que practican alguna clase de espiritismo y además leen el Tarot, ambas cosas no tienen ninguna relación, así que tampoco es que los tarotistas contacten demonios que les hablen, como me dijeron alguna vez.
El Tarot es un mazo de cartas que contiene un lenguaje simbólico, por medio del cual, aprendemos a mirar el mundo y a nosotros mismos de una manera diferente, más amplia, que nos permite observar situaciones que quizá no son tan evidentes. La mayoría de los escritos sagrados se basan también en un lenguaje simbólico que intenta poner en palabras humanas, ideas divinas. El Tarot es, uno más de esos libros.

2. El Tarot no trae mala suerte (ni buena tampoco).
Yo personalmente no creo en la suerte, creo en causas y efectos, y también en el sentido, en una especie de plan o inteligencia que gobierna todo. Pero más allá de las creencias personales, es difícil que una herramienta como el Tarot tenga el poder de hacer que las calamidades te persigan, como tampoco lo tienen los gatos negros, ni las escaleras, ni los paraguas. Prueba de ello son las vidas completamente normales y felices de millones de tarotistas alrededor del mundo. Si el Tarot diera mala suerte, yo ya lo sabría. Por el contrario, gracias al Tarot he aprendido a construir y luchar por tener la vida que quiero, sobreponiéndome a las dificultades.

3. No necesitas de ningún don especial para leer el Tarot.
Que hay personas que tienen dones de mediumnidad, o de clarividencia, está bien, pero eso no tiene relación directa con el Tarot y no es excluyente en ningún sentido. De hecho, el ser humano se relaciona naturalmente con los símbolos, por lo que cualquier persona está capacitada para ser lector.
Sólo hace falta la voluntad de aprender y de superarse constantemente, y un poco de disciplina. Puedes tener ciertos talentos, como una gran sensibilidad e intuición natas, pero al igual que un buen oído no hace a un músico, ni la facilidad con los números hace a un ingeniero, la sensibilidad por sí sola no hace a un tarotista. Es un oficio como cualquier otro, en ese sentido.
La intuición no es en sí una capacidad sobrenatural, es la habilidad de descifrar, dedar forma y traer a la consciencia, información que nuestros cerebros ya captan de manera inconsciente. Como cuando conoces a alguien y te da "mala espina": tu cerebro te está advirtiendo a través de esa sensación la posibilidad de peligro que quizá había en la expresión corporal de esa persona.

4. Los tarotistas no somos adivinos.
Es muy común que las personas que consultan por primera vez piensen que uno debiera saber qué está pensando, pero no funciona así. Nosotros interpretamos las cartas, no leemos la mente. Quizá haya más de alguno que lo haga, tal como hay clarividentes y mediums, pero como ya mencioné en el punto anterior, estas habilidades son distintas de la lectura del Tarot. Según la habilidad y experiencia del tarotista, puede ser capaz de visualizar más o menos detalles en la historia que las cartas de una tirada cuentan, pero el principal fin de nuestro trabajo no es adivinar, sino ayudar a las personas a encontrar respuestas a las interrogantes y conflictos de su vida. Incluso si el tarotista se dedica a la lectura predictiva, saber acerca del futuro sólo toma sentido en la posibilidad de cambiar nuestro destino, guiándolo hacia nuestra felicidad.

5. Los tarotistas no (necesariamente) son brujos.
Si bien hay muchas personas que estudian ambas disciplinas, no todas muestran interés en la magia, y todavía menos en las prácticas más oscuras. Hay muchos acercamientos al Tarot, desde el punto de vista artístico, psicológico, antropológico, filosófico, también espiritual y religioso. La mayoría buscamos respuestas a las problemáticas de la vida, y nos esforzamos como cualquiera para lograr nuestras metas. Incluso entre los "brujos", o practicantes de magia, una buena parte son personas que buscan hacer lo correcto y respetan el libre albedrío. Así que no hay nada que temer, los tarotistas no vivimos haciendo muñecos vudú ni echando maldiciones a las personas, la mayoría de nosotros somos personas normales y amables.

Así que si el Tarot te da curiosidad ¡adéntrate en este bello estudio! No hay nada malo ni oscuro en él. Como en todo rubro hay personas que no tienen tantos escrúpulos 😔, pero te puedo asegurar que son la minoría.
Si quieres aprender y no sabes donde empezar, te invito a este grupo de FB donde estudiamos, revisamos tiradas y hacemos entretenidas actividades.
Si quieres consultar, recuerda que un buen tarotista siempre te ayudará a sentirte empoderado, y con más alternativas y herramientas que en el comienzo de la tirada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario